fbpx

Tu práctica de yoga y tu forma de respirar están entrelazadas. No podrás experimentar plenamente los beneficios del yoga sin aprender primero a respirar correctamente.

Diferentes tipos de práctica de yoga requieren diferentes tipos de respiración, por lo que es importante tener en cuenta desde el principio que no hay una única forma correcta de respirar en el yoga. Si, en su práctica de yoga, su objetivo es la relajación total, entonces su respiración debe reflejar eso. Esto significa respiraciones largas y profundas destinadas a reducir el ritmo cardíaco y permitir que te relajes completamente en la postura de yoga. He aquí algunos consejos:

* El diafragma es donde se origina la respiración en el yoga y en la vida cotidiana. Al inspirar, el estómago se hincha ligeramente porque el diafragma se llena de aire. Al espirar, el estómago se aplana porque el diafragma se vacía de aire. Cuando respires, asegúrate de que tu estómago se mueve, de que no estás restringiendo este movimiento de ninguna manera.

* Es importante relajar todos los músculos del pecho, de la cara, del cuello, de los hombros e incluso de la mandíbula para beneficiarse de una respiración relajante en el yoga. Una forma de hacerlo es apretar la parte del cuerpo en cuestión y luego soltarla por completo. Puede que ni siquiera te des cuenta de que tus músculos están bloqueados hasta que intentes contraerlos.

* Mantén una respiración suave y fácil durante tu práctica de yoga. Cada persona respira a su propio ritmo natural, pero ser consciente de la respiración no significa controlarla de ninguna manera. Observa tu respiración y relájate en tu propio ritmo natural.

* Respirar más rápido, inhalando y exhalando, es una reacción natural al estrés o a la excitación. Es lógico, pues, que la respiración relajada en el yoga acentúe la exhalación. Inspira de forma natural y asegúrate de que la exhalación es más larga que la inhalación y vacía completamente el diafragma y los pulmones de aire.

* Las pausas entre respiraciones te permitirán relajarte aún más en el yoga. No es necesario apresurarse en la relajación.

* Cuando respires, siente el oxígeno en los pulmones y visualízalo llegando a cada extremidad, a cada dedo del pie y de la mano. Deja que todo tu cuerpo disfrute de la respiración relajante en tu práctica de yoga.

Cuando aprendas a respirar, descubrirás que es algo natural en tu práctica de yoga y, con el tiempo, continuará en tu vida cotidiana.

Sistema YOGA Restaurativo

YOGA para el BIENESTAR

Contactanos Ahora